Aston Martin DBX: El primer SUV de la firma británica

Aston Martin se une a la batalla de los SUV de lujo con la llegada de su nuevo DBX.

Tras cuatro años en fase de desarrollo, ha llegado el momento del Aston Martin DBX. El primer SUV de la firma británica ha sido presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, y se une al exclusivo (y reciente) grupo formado por modelos de la talla del Lamborghini Urus, Bentley Bentayga o Rolls-Royce Cullinan.

El propulsor escogido por Aston Martin para su nuevo DBX es la última evolución del V8 biturbo de 4.0 litros, un bloque desarrollado por Mercedes-AMG y ya utilizado en otros modelos de la firma británica. En esta ocasión, desarrolla una potencia máxima de 550 CV y un par máximo de 700 Nm. La potencia se transmite a ambos ejes a través de un cambio automático de nueve velocidades, que combina prestaciones y confort de marcha gracias a sus diferentes modos.

Además, a través de los diferentes modos de conducción se podrán modificar diferentes parámetros relacionados con los diferenciales activos, la suspensión neumática adaptativa y el control electrónico antivuelco eARC. Esta tecnología sustituye a las tradicionales barras estabilizadoras y dota al nuevo DBX de un comportamiento dinámico digno de un deportivo al reducir el balanceo de la carrocería en curvas.

Desde el primer momento, las líneas exteriores del nuevo DBX hacen que sea fácilmente reconocible como un Aston Martin. La característica parrilla en consonancia con los faros alargados y los nervios del capó crean un conjunto frontal propio y muy integrado con el resto de la carrocería. La zaga también sigue los patrones mostrados en el resto de la gama, destacando la forma de las ópticas LED y el alerón de tipo cola de pato insertado en el portón trasero.

El habitáculo del nuevo DBX incluye todo el lujo de detalles que se espera de Aston Martin. Abunda el cuero como material principal, tanto en los asientos como en el salpicadero, así como en los paneles de las puertas. La consola central está gobernada por una pantalla de 10,25 pulgadas, y el cuadro de instrumentos también se digitaliza con una pantalla de 12,3 pulgadas.

El Aston Martin DBX ya está a la venta para el mercado alemán por 193.500 euros, y las primeras unidades se entregarán a mediados de 2020. Habrá que esperar para conocer más detalles sobre las fechas y precios para el mercado español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.