BMW pone fin a la producción del i8

El superdeportivo híbrido de la firma alemana se despide tras seis años en el mercado

La llegada del BMW i8 supuso una revolución para la marca de Múnich. Nacido como prototipo en el año 2009 y como modelo de producción cinco años más tarde, este superdeportivo híbrido enchufable se posicionó como uno de los primeros vehículos del inicio de la era electrificada junto al i3.

Seis años después de su puesta en marcha en el mercado, BMW ha decidido finalizar la comercialización del i8, tal como se anunció en un comunicado el pasado mes de enero. Pese a que desde entonces aún se han admitido pedidos, a partir de abril no será posible adquirir más unidades del popular deportivo híbrido, por lo que el mercado de segunda mano será la única alternativa a la que podrán acceder aquellos conductores que lo deseen.

Con más de 20.000 unidades vendidas desde su lanzamiento, el BMW i8 se ha convertido en todo un éxito en un nicho de mercado limitado. Gracias a su chasis de fibra de carbono y a una mecánica híbrida enchufable capaz de desarrollar 374 CV de potencia combinada, el i8 se convierte en una alternativa que combina prestaciones y eficiencia a partes iguales.

Su propulsor se sirve de un bloque de gasolina de 1.5 litros y tres cilindros combinado con un motor eléctrico que por sí mismo cuenta con una potencia máxima de 143 CV. Gracias a esto está catalogado como un vehículo ecológico (en España tiene el derecho a la etiqueta ‘Cero emisiones’), por lo que puede circular sin restricciones por la mayor parte de las ciudades.

Pese al anuncio del cese de la producción del i8, el fabricante bávaro continúa con la electrificación de sus diferentes modelos. Así, la intención es incorporar un total de 25 vehículos propulsados por esta energía de cara al año 2023.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.