Cupra Tavascán, una apuesta sostenible Made In Spain

El SUV de Cupra, gran triunfador del Salón de Frankfurt, contará con 306 CV de potencia y 450 kilómetros de autonomía

Los coches eléctricos son el futuro y las marcas lo saben. Cupra, reciente escisión de Seat, lo sabe. La marca española, perteneciente al Grupo VAG, ha decidido apostar decididamente por la electrificación de sus nuevos modelos. Pese a que en un primer momento Cupra servía de sustento para las versiones deportivas de Seat, como el León Cupra o el Ibiza Cupra, ahora también pretende centrarse en la movilidad sostenible. A los modelos actuales se sumará próximamente el nuevo Cupra Tarraco y el futurista Cupra Formentor. Este último utilizará la base del actual Seat León y será producido en la famosa fábrica de Martorell. Se acaba de confirmar, recientemente, que dicho emplazamiento trabajará al máximo de capacidad durante los próximos años, gracias a las previsiones de ventas de Seat y Cupra.

La última creación de Cupra es el Tavascán, un SUV totalmente eléctrico para el que aún no se ha podido confirmar fecha de venta. De momento, este prototipo ha dejado boquiabiertos a los asistentes al Salón de Frankfurt 2019.

Cupra Tavascán, pura estética futurista

El diseño del Tavascán ha rotos los moldes tradicionales de Cupra y de Seat. Tras un estudio cuidado, se han aprovechado todas las ventajas de la ausencia de motor de combustión para conseguir el mejor acabado posible. El no necesitar tubos de escape ni parrilla delantera refrigerante permitió al equipo de creación modificar estas zonas para conseguir la simetría perfecta. Pese a ello, incluye líneas y ángulos marcados que le aportan agresividad y dinamismo, junto a unas tomas de aire grandes y funcionales y un air cutain. Ambas piezas llevan el aire hacia el capó para expulsarlo y mejorar así el coeficiente aerodinámico.

En el interior, los asientos de fibra de carbono contrarrestan el peso de las baterías. Estos van tapizados con napa blanca, al igual que el tablero flotante. El habitáculo incluye también iluminación LED ambiental y neopreno negro en el suelo, un aislante perfecto.

Respecto a cuestiones más técnicas, el Cupra Tavascán monta dos propulsores eléctricos en eje delantero y trasero, que declaran una potencia equivalente a 306 CV. Su tracción a las cuatro ruedas le lleva de 0 a 100 km/h en menos de 6,5 segundos, siendo su autonomía de 450 km en ciclo mixto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.