Dodge Charger GT AWD: Ahora con tracción total

El muscle car de Dodge adquiere un nuevo sistema de tracción total junto a un aspecto exterior más agresivo.

El invierno ya está aquí, y con él llega la temporada de nevadas y bajas temperaturas. Son muchos los lugares del mundo donde estas condiciones climáticas afectan notablemente a las carreteras, y Estados Unidos es uno de ellos. Para hacer frente a estas circunstancias, Dodge ha dotado de un sistema de tracción integral a su popular deportivo, el Charger.

Esta nueva variante, denominada Charger GT AWD, será la primera de su historia en abandonar la tracción trasera en favor del nuevo sistema a las cuatro ruedas. Contará con un extra de agarre ante circunstancias adversas, tales como la nieve o el hielo, manteniendo además su característica usabilidad para el día a día.

Su propulsor se mantiene sin cambios, equipando un V6 atmosférico de 3.6 litros capaz de desarrollar una potencia máxima de 300 CV. Esta mecánica se asocia a una transmisión automática de ocho velocidades con levas, que se encarga de transmitir la potencia a las ruedas motrices.

El nuevo sistema de tracción integral permitirá bloquear el eje delantero, dotándole de toda la potencia al eje trasero cuando el usuario lo desee. También ofrecerá un modo Sport que exprimirá al máximo las posibilidades de la tracción y la caja de cambios del nuevo Charger GT AWD, e incluso un sistema de launch control.

En su equipamiento, destaca la incorporación de unos nuevos neumáticos para todas las estaciones (All-season) en sus llantas de aleación satinadas de 19 pulgadas, las cuales se ofertan en color negro como opción. Además, cuenta con luces antiniebla con tecnología LED, asistente de aparcamiento trasero y cámara de visión trasera.

El nuevo Dodge Charger GT AWD llegará a los concesionarios estadounidenses a principios de 2020, y su precio partirá de los 36.490 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.