Así debes actuar al oír o ver un vehículo de emergencias en un atasco

Esta medida, obligatoria en países como Alemania, puede ayudar a salvar vidas en caso de accidente.

Los atascos son momentos de nerviosismo en los que muchos conductores pueden perder la paciencia. Pero… ¿sabías que puedes ayudar a salvar una vida en estos casos?

La DGT ha difundido en sus redes sociales el protocolo de actuación ante la llegada de un vehículo de emergencia. Es el denominado ‘efecto pasillo’, y su aplicación al escuchar o ver un vehículo de emergencia puede ser vital. Consiste en pasar a ocupar ambos márgenes de la carretera, dejando un pasillo central liberado para los vehículos de emergencia. De este modo, ambulancias, bomberos y policía pueden avanzar de manera más rápida y segura hasta su destino.

Este ‘efecto pasillo’ o ‘corredor de emergencia’ está recogido en el artículo 69 del Reglamento General de Circulación, pese a que muchos usuarios aún lo desconocen: “tan pronto perciban las señales especiales que anuncien la proximidad de un vehículo prioritario, los demás conductores adoptarán las medidas adecuadas, según las circunstancias del momento y lugar, para facilitarles el paso, apartándose normalmente a su derecha o deteniéndose si fuera preciso”.

Este pasillo o corredor puede ser de gran utilidad para que los servicios de emergencia puedan desempeñar su labor. En numerosas ocasiones, estos vehículos se encuentran con dificultades para avanzar a la velocidad necesaria. La apertura de un carril central liberado permite una actuación más rápida en momentos donde cada minuto cuenta.

La Guardia Civil difundió también días atrás un vídeo de concienciación sobre la importancia de esta práctica. Lo hizo a través del hashtag #ApartaYAporta, y el mensaje utilizado en el vídeo es claro: “No dar paso a una ambulancia es no dar paso a la oportunidad de salvar a alguien”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.