Ford F-150 Raptor, un pick up con motor de Ford GT

Las mastodónticas camionetas de Ford F-Series llevan 42 años siendo las pick up yankees más populares y 35 años siendo el modelo más vendido en la lista general de vehículos nuevos

Es cierto que el mercado del automóvil estadounidense dista mucho del mercado europeo y sus Audi, Seat, Opel, Skoda o Mercedes Benz, más parecido al asiático por la gran influencia de marcas como Nissan, Toyota, Mitshubishi, Suzuki u Honda. Pese a que Ford es la única marca de las que han cruzado el charco que ha conseguido hacerse un nombre en el Viejo Continente, lo cierto es que sus modelos se adaptan a los gustos europeos. Modelos potentes como el Mustang tardaron muchas décadas en poder fabricarse en las líneas de montaje de Ford en Europa, haciendo que fuese imposible adquirir uno a menos que fuese importado. Lo mismo ocurre con otros modelos, como las variables del Ford F-Series, hermanos mayores del Ford Ranger.

Estas pick up llevan siendo las más vendidas en Estados Unidos desde 1977, es decir, 42 años. Pero el dato no se queda ahí: en la lista general de ventas, contando con todos los modelos y marcas, llevan 35 años liderando la clasificación. No es de extrañar en un país donde el tamaño siempre importa y donde los V8 y V6 campan a sus anchas, en parte gracias a un precio del combustible mucho menor.

Entre todos los F-Series destaca el F-150 Raptor, una mole que se puede importar en Europa a partir de 80.000 euros, aunque su versión más potente asciende hasta los 120.000 euros. Esto supone un incremento de entre el 40% y el 50% respecto a su coste original en Estados Unidos.

Ford F-150 Raptor 2019, dos toneladas y media al servicio de la velocidad

Se trata de la versión más grande, potente, ambiciosa y deportiva de todas las F-Series. Y no es para menos, ya que sus casi 6 metros de largo, 2,2 de ancho y 2 metros de altura se mueven como un auténtico deportivo por carretera y como el mejor de los tanques en offroad. El antiguo y enorme V8 se ha sustituido en esta nueva generación por un V6 Biturbo, capaz de entregar 450 CV de potencia (lo que supone un incremento de casi 30 CV). Gracias a esta potencia, aportada por un motor similar al que monta el eterno Ford GT, es capaz de acelerar de 0 a 100 en 5 segundos y medio, pese a superar los 2.500 kg en vacío.

Gran parte de culpa la tienen sus ruedas de 310 mm de ancho con llantas forjadas de 17”, lo que muestra un perfil enorme que, en cambio, se agarra a la perfección al asfalto. Para hacer la conducción aún más sencilla, equipa una caja de cambios automática de 10 velocidades, por lo que también se consigue un ahorro sustancial de combustible (sin bajar, eso sí, de los 15 litros de promedio).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.