Land Rover Defender 2020, más todoterreno que nunca

El mito de Land Rover abandona definitivamente su aspecto purista en su tercera generación

Pensar en el Defender es pensar en un todoterreno clásico. Huyendo de las fusiones actuales, en las que los todoterrenos se han transformado en SUV urbanos para liderar las listas de ventas, algunos modelos resisten y se niegan a abandonar su verdadera esencia. En esta selecta lista encontramos modelos míticos como el Jeep Wrangler, el Toyota Land Cruiser o el Mercedes Benz Clase G.

El Land Rover Defender ha mantenido casi inmutable su aspecto a lo largo de las décadas. Sin embargo, todo cambia con su tercera generación. El Defender de 2020 hereda rasgos mucho más estilizazdos y modernos de sus hermanos de marca, y nos recuerda al Discovery, pese a situarse a la altura de la gama Range Rover.

Características y novedades del Defender 2020

Una de las grandes novedades del nuevo Defender, además del evidente cambio estético, es que la plataforma D7x deja de utilizar los largueros y travesaños clásicos. La carrocería es mucho más urbana, sin grandes excentricidades, pese a que es un vehículo destinado al uso offroad.

El Defender está disponible en dos carrocerías: la 90, de tres puertas y 4,32 metros de largo, y la 110, de cinco puertas y 4,75 metros de largo. Ambas versiones tienen un ancho de 2 metros y un alto de 1,96 metros.

Es un vehículo todoterreno puro, y así lo demuestran los 3.500 kilos de capacidad de remolque máxima y los 300 kilos que puede soportar el techo. Además, eliminando la tercera fila de asientos, el maletero supera los 1.075 litros de capacidad.

En el interior, la tecnología se ha integrado a la perfección con el verdadero cometido del Defender. Desde la moderna pantalla táctil de 10” se pueden modificar parámetros sobre la conducción gracias al Terrain Response 2, incluso utilizar un novedoso sistema de vadeo.

Su gama de motores diésel y gasolina oscila entre los 200 CV y los 400 CV, un gran abanico que también se ve reflejado en los precios. Estos comienzan en 54.000 euros y pueden superar fácilmente los 112.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.