Comienzan las multas por no llevar la pegatina de la DGT

A partir de este miércoles, será obligatorio llevar colocado el distintivo medioambiental en un lugar visible.

El 24 de abril es el día tope para colocar la pegatina de la DGT en nuestro vehículo. Sea del color que sea, deberá encontrarse en un lugar visible. Los conductores que no lo hagan estarán cometiendo una infracción leve según la ordenanza municipal. Por tanto, tendrán que pagar una multa de hasta 100 euros, se encuentren en circulación o con el vehículo estacionado.

De momento, los únicos municipios que harán obligatorio el uso del distintivo medioambiental son Madrid y Barcelona, las capitales de provincia más pobladas de España y las que más problemas de contaminación tienen. La capital madrileña se ha llevado todo el protagonismo durante la última legislatura por los protocolos de contaminación. Estos protocolos, previstos y aprobados con el gobierno del PP, se aplicaron por primera vez con el gobierno de Carmena. Empiezan con medidas de reducción de la velocidad o restricciones de aparcamiento en la almendra central. Después, viene la prohibición de circulación a ciertos vehículos, para acabar prohibiéndolo la mitad de los coches según su matrícula. De momento, no se ha llevado a superar esa última fase.

En Madrid Central, la pegatina medioambiental de la DGT se ha convertido en un complemento clave. Será la que determine si nuestro vehículo puede entrar o no en las zonas más céntricas.

¿Quién tiene que llevar la pegatina de la DGT?

Desde vehículos de empresa, particulares o motocicletas, deberán llevar el distintivo visible (no sirve llevarlo en la guantera o en el maletero de la moto). Únicamente evitarán llevar el distintivo medioambiental los diésel anteriores a 2006 y los gasolina anteriores al 2000, ya que no tienen derecho a pegatina.

Para aquellos dueños de vehículos de dos ruedas que no quieran estropear la estética de su moto con la pegatina de la DGT, existe una alternativa. Se trata de unos pequeños cilindros o tubos transparentes que, atornillados al chasis, permiten introducir la pegatina en su interior. En un principio, su uso estaba destinado para las pegatinas de la ITV, algo más pequeñas, por lo que habrá que recortarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.