Por qué deberías comprarte un coche nuevo antes de la llegada del WLTP

El nuevo protocolo de emisiones entrará en vigor el 1 de septiembre y encarecerá el precio de muchos modelos.

comprar coche
comprar coche

La cuenta atrás para la llegada del Worldwide Harmonized Light vehicles Test Procedures (WLTP) ya ha comenzado. El próximo 1 de septiembre empezará a aplicarse este nuevo protocolo de emisiones impuesto por la Unión Europea, que tendrán que superar todos los coches para salir al mercado. Su llegada incrementará el precio de muchos modelos, y dado que los concesionarios no podrán vender ningún vehículo que no esté homologado con el nuevo ciclo, ahora es el mejor momento para comprar un coche nuevo.

Este método para evaluar cuánto contaminan los coches nuevos se pone en marcha para sustituir al obsoleto Ciclo de Conducción Europeo (NEDC), diseñado en 1980 y que no contempla la conducción actual, por lo que los datos de consumo y emisiones no se ajustan a lo prometido por los fabricantes. Hasta ahora los coches se homologaban en un laboratorio, no en la calle, y bajo unos criterios de medición poco creíbles, dado que no lograban simular el tránsito real.

Ahora, con el nuevo WLTP, mucho más restrictivo y exigente, los coches tendrán que pasar pruebas más duras para salir al mercado, que tendrán en cuenta el equipamiento del propio vehículo, por lo que los resultados de consumo y emisiones podrán variar entre versiones distintas de un mismo modelo.

Además, desde septiembre sólo se podrán matricular vehículos que hayan pasado el ciclo WLTP (a excepción de una cuota del 10% del volumen anual de cada marca que la legislación les concede, una medida de ‘tolerancia’ ante las actuales homologaciones NEDC), por lo que las marcas deben deshacerse de todo el stock de coches que tienen actualmente, y que en poco más de un mes serán considerados antiguos. Por eso, si estás pensando en cambiar de coche, ahora es el mejor momento para comprar uno nuevo.

Y no sólo por las promociones y ofertas especiales que vayan a sacar las marcas, de las que se espera una política comercial más agresiva que beneficiará a los compradores. También por el hecho de que dentro de poco muchos modelos serán más caros por el salto que se producirá en el escalón impositivo por sus emisiones de CO2, que se tienen en cuenta a la hora de fijar el impuesto de matriculación.

En España hay cuatro los tipos previstos por el Ministerio de Hacienda para el impuesto de matriculación: del 0% si las emisiones de CO2 son iguales o inferiores a 120 g/km; del 4,75% si las emisiones se sitúan entre 120 y 160 g/km; del 9,75% si las emisiones de CO2 son de entre 160 y 200 g/km; y del 14,75% si son iguales o exceden los 200 g/km.

Según los datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), el 75% de los vehículos matriculados en España el pasado año no pagó impuesto de matriculación al estar exento. Ahora, con el nuevo WLTP, ese dato puede cambiar por completo.

Compra tu coche ahora en carfy.es al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.