Puerto de la Cruz Verde: peregrinación obligatoria para moteros desde 1970

El pequeño paso de montaña, a 1256 metros de altura y cercano a San Lorenzo del Escorial, se ha convertido en lugar de peregrinación para moteros de todas las edades. Ángel Nieto preside, desde el año pasado, su mirador

Localizado entre los municipios de San Lorenzo del Escorial y Robledo de Chavela, encontramos al puerto de la Cruz Verde, un paso de montaña flanqueado por cerros de pequeña categoría. Pese a no ser un gran puerto, ni tener un tramo de curvas destacable, es desde hace años La Meca de los moteros madrileños y abulenses. Es el tramo previo, a lo largo de la carretera M-505, donde se encuentran algunas de las mejores curvas de toda la Comunidad de Madrid.

Haciendo honor a la filosofía de disfrutar del camino, el puerto de la Cruz Verde se convierte no tanto en lugar de diversión y de pilotaje, sino en punto de encuentro. Cada domingo, decenas de moteros de todas las edades, desde los más puristas cincuentones hasta los nóveles veinteañeros, se reúnen en el aparcamiento del mítico Asador Guillermo. El restaurante fue fundado en 1960 por Guillermo Martín García y su primo. Lo cierto es que, durante una década, fue un simple restaurante de carretera, junto a su tan conocida rotonda. 10 años después, en 1970, se celebraron en San Lorenzo del Escorial los Seis Días del Todoterreno, un campeonato mundial de enduro que trajo al restaurante multitud de moteros aficionados.

Siempre Cruz Verde, nunca circuito

Una frase resume el misticismo de esta corta carretera: “Siempre Cruz Verde, nunca circuito”. La amistad y la pasión sana por las dos ruedas siempre está por delante de la velocidad y la competición. Aunque es cierto que, durante las décadas de los años 80 y 90, con el desarrollo de las grandes 1000R de dos tiempos, las curvas cercanas se convirtieron en circuito de pruebas, el mayor control de los CCFFSE y la concienciación en seguridad vial han convertido estas curvas en un lugar de disfrute y ruteo. Ahora, se pueden encontrar desde scooters, pequeñas 125 y novedosas 500 y 650 limitadas para el A2, hasta grandes modelos de gran cilindrada de estilo deportivo o trail, pasando por motos clásicas relucientes y mucha Harley Davidson de puristas veteranos.

Ángel Nieto, la guinda del pastel

El puerto de la Cruz Verde siempre ha sido, además de lugar de peregrinación, lugar de celebraciones, lugar de reivindicaciones respecto a seguridad y derechos y, también, lugar de honor y recuerdo para los caídos, a los que se trata como hermanos. Ángel Nieto, el piloto español más laureado de la historia y que durante los últimos años había desempeñado una labor esencial como comentarista de televisión, perdió la vida en verano de 2017, cuando sufrió un accidente de tráfico en Ibiza. Miles de moteros le rindieron homenaje en Jerez, y, desde hace un año, el Mirador de la Cruz Verde pasó a llamarse Mirador de Ángel Nieto. Preside este mirador su nombre en gran tamaño, acompañado de su 12+1 títulos, además de un bonito recuerdo para todas las víctimas de accidentes de tráfico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.