Pillado un conductor drogado a 223 km/h en la AP-7 dirección Barcelona

El conductor, al volante de un BMW X5 M, ha sido cazado a la altura de Gandía, Valencia

Uno de los helicópteros Pegasus pilló in fraganti, hace un par de días, a un conductor de 33 años que circulaba a 223 kilómetros por hora al volante de un BMW X5 M. El hombre, que ha dado positivo en el control de drogas, se encontraba en el kilómetro 599 de la AP-7, a la altura de Gandía, Valencia, en sentido Barcelona, cuando el radar del Pegasus le descubrió.

Tras esto, la Dirección General de Tráfico de Valencia tuvo que pedir ayuda a la Guardia Civil de Tráfico. Consiguieron interceptar al X5 M antes de que abandonase la provincia de Valencia, por lo que se le pudo imputar un delito de conducción. Además, se le practicó un control de alcoholemia y drogas. En la primera prueba, el resultado fue negativo. En cambio, en la prueba de drogas, dio positivo en varias sustancias, por lo que el conductor estuvo detenido.

El conductor se enfrenta a multas económicas y a posibles penas de prisión

Ahora, se le imputan varios delitos, tanto por el consumo de drogas como por el exceso grave de velocidad. Esto se traduce en una posible pena de prisión de entre 3 y 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días. Esto también podría suponer la pérdida del permiso de conducción durante cuatro años. Solo por la presencia de drogas en su cuerpo, tal y como certificaron los agentes de la Guardia Civil, el conductor se enfrenta a una multa económica de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos del carnet, ya que se trata de una infracción catalogada como muy grave. Por el exceso de velocidad, hablamos de 600 euros y de la retirada de otros 6 puntos, por lo que, probablemente, no le queden puntos suficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.