Diez consejos que pueden salvarte la vida en carretera

Diez consejos que pueden salvarte la vida en carretera

Hacer caso de las predicciones del tiempo y del tráfico ayuda a tener un viaje sin sorpresas

Revisar el coche, usar el cinturón de seguridad y descansar cada cierto tiempo es vital

 

Para muchos, conducir es un auténtico placer. Disfrutan poniéndose al volante y haciendo viajes largos con destino a cualquier lugar. Aunque salir a carretera siempre conlleva riesgos, que aumentan sobre todo en momentos de gran concentración de vehículos, como por ejemplo en las conocidas como ‘operaciones salida’ de periodos vacacionales destacados, como puede ser la Semana Santa, el verano o la Navidad.

 

Por ello, nunca está de más poner el coche ‘a punto’ antes de un gran viaje, o seguir una serie de consejos que, por obvios que parezcan, pueden salvarte la vida en caso de accidente. Lo más conveniente es extremar la precaución, y qué mejor para ello que tener claras cuáles son las 10 cosas que todo conductor debe hacer ante un desplazamiento por carretera.

  1. Revisar el coche

Antes de un viaje conviene revisar tanto el estado de los neumáticos, como los niveles del líquido refrigerante y del aceite. Tampoco hay que olvidarse de verificar la suspensión, las luces y los frenos, además del climatizador y aire acondicionado, que ayudan a conducir con mayor comodidad (una temperatura entre los 20º y los 24º es la ideal para evitar la sensación de cansancio).

  1. Correcta colocación del equipaje

Distribuir la carga de forma adecuada en el maletero y el interior del vehículo garantiza la seguridad del conductor y de todos los ocupantes del coche. Además, ayuda a reducir el consumo. En caso de tener que llevar algún bulto en la parte superior del automóvil, siempre deben colocarse ahí los más ligeros. Asimismo, lo que vaya en el interior del coche ha de ir en el suelo, para evitar daños a los ocupantes en caso de que salgan despedidos si se produce un accidente

  1. Las mascotas, atadas o en sus transportines

Viajar con un animal en el coche puede ser peligroso si no va correctamente sujeto. Para evitar problemas, las mascotas deben ir atadas en la parte trasera con cinturones especiales adaptables al anclaje del cinturón de seguridad, o en sus propios transportines. Aunque también se pueden llevar en la parte trasera, aunque separadas con mallas de la parte delantera del vehículo.

  1. Muy importante: usar el cinturón de seguridad…

Es el dispositivo de seguridad por excelencia, y se ha demostrado que ayuda a salvar vidas en caso de accidente, al tiempo que recude las probabilidades de sufrir daños. De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha alertado en muchas ocasiones de la necesidad de usar el cinturón en todos los trayectos, tanto si son cortos como si son largos. Para usarlo correctamente conviene evitar holguras y llevarlo ceñido al cuerpo. Además, está prohibido usar pinzas para que no apriete, así como viajar sentado sobre toallas y cojines, ya que la capacidad de retención no será la misma y el cuerpo puede deslizarse en caso de colisión.

  1. … y los sistemas de retención infantil

Llevar a los niños correctamente sentados en el coche, en las denominadas ‘sillitas infantiles’, es vital en caso de accidente. Según la legislación española, es obligatorio que los menores de edad cuya estatura sea igual o inferior a 135 centímetros viajen con un sistema de retención infantil que sea adecuada para su talla y peso, y deben hacerlo en los asientos traseros del vehículo. Sólo se harán excepciones en tres casos: cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, cuando los asientos traseros estén ocupados por otros menores de las mismas características, o cuando no sea posible instalar todos los sistemas de retención infantil detrás.

  1. Evitar distracciones

Los sistemas tecnológicos pueden provocar que el conductor se distraiga en algún momento durante el viaje. La recomendación es manipular el dispositivo GPS y atender el móvil sólo cuando el vehículo esté detenido. Tampoco es conveniente comer al volante, ya que se podría perder la concentración en la carretera.

  1. ¿Cómo debe ir el conductor?

Todas las recomendaciones apuntan en la misma dirección: el conductor debe estar a una distancia suficiente del volante, con la espalda pegada al respaldo y las piernas flexionadas para llegar a los pedales. Asimismo, debe poner las manos en la parte superior del volante, como si marcasen las tres menos cuarto en un reloj.

  1. Mantener la distancia de seguridad

Guardar la distancia mínima recomendada con el vehículo que va delante permite al conductor tener el tiempo suficiente de reaccionar en caso de un imprevisto en la carretera, ya sea un frenazo inesperado o un accidente. También debe señalizar con los intermitentes cualquier maniobra que vaya a ejecutar, para que el resto de conductores estén sobre aviso.

  1. Parar cada dos horas para descansar

No sólo hay que iniciar el viaje descansado, sino que además es conveniente parar cada dos horas, o dos horas y media, para mantener la concentración al volante y reducir el riesgo de accidente. Asimismo, se recomienda evitar comidas copiosas durante el viaje.

  1. Atento a las previsiones del tiempo y del tráfico

Aunque parezca una tontería, no lo es si se quiere viajar sin sorpresas. Antes poner rumbo a nuestro destino conviene siempre consultar las previsiones de tráfico que elabora la DGT, así como las del tiempo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ofrece información actualizada sobre las incidencias climatológicas. En caso de mal tiempo, lo mejor es retrasar el viaje si es posible e intentar llevar siempre el depósito de combustible lleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.