Adivina en 10 segundos si el embrague del coche está roto

El embrague del coche es una de las piezas cuya rotura es más temida por los conductores, debido a su alto precio. ¿Conoces la fórmula para saber si tu embrague está cerca de romperse?

En general, cuidar el coche alargará su vida útil. Una conducción suave y correcta garantizará que el vehículo pueda hacer unos cuantos kilómetros más, lo que te traducirá también en un ahorro considerable, no solo en piezas de recambio, sino también al posponer la compra obligada de un coche nuevo. El embrague es una de las piezas a las que hay que tratar con más cariño, ya que es una de las más usadas y de las que más desgaste sufren según el estilo de conducción que efectuemos.

¿Cómo saber si el embrague de un coche está a punto de romperse?

Esta sencilla técnica no solo es importante para usarla en nuestro propio coche, sino que es prácticamente una obligación a la hora de comprobar el estado de un vehículo de segunda mano que queramos comprar. La acción consiste en colocar el coche en un lugar llano y despejado, como puede ser un parking no muy transitado. A continuación, después de cerciorarnos de que no pondremos en peligro la seguridad de nadie, debemos colocar la marcha más larga que disponga nuestro coche y soltar de golpe el pedal del embrague. Si todo está correcto, el coche tiene que calarse automáticamente. Si no es así y tarda en hacerlo, significa que el disco del embrague empieza a patinar y que su vida útil está cerca del final.

Precio de un embrague nuevo

Por supuesto, el precio de un embrague nuevo varía según el modelo, la marca, la antigüedad o el tamaño. Igualmente, tampoco se puede asegurar que el precio vaya en proporción, y ahí radica el principal problema. Un embrague estándar de cualquier utilitario de gama baja no baja nunca de los 800 euros. Si vamos a un compacto medio, como el Volkswagen Golf, los precios ya alcanzan los 1.200€, y la cifra sigue aumentando al llegar a las berlinas y los SUV que tan de moda se han puesto en la última década: la media se sitúa en los 1.700€ por embrague, pudiendo superar fácilmente los 2.000€ en SUV de marcas premium. Además, muchos modelos de coche, como familiares y monovolúmenes, equipan embrague doble, conocido también como embrague bimasa, que supone un sobrecoste de otros 400€.

¿Cómo utilizar el embrague para que dure más?

La principal causa de desgaste de un embrague es, precisamente, usarlo cuando no es estrictamente necesario, o incluso, cuando no es recomendable. Muchos conductores dejan reposar el pie izquierdo sobre el embrague, lo que conlleva que esté en continuo uso cuando el vehículo está en marcha. También, otra de las causas principales de desgaste son los acelerones al salir de los semáforos, o mantenerlo pisado a fondo mientras estamos en un atasco. Lo ideal es usarlo de forma rápida y precisa, y que cada vez que cambiemos de marcha, nos limitemos a apretar a fondo el embrague y soltarlo por completo antes de volver a acelerar. Cuando aceleramos con el embrague pisado, estamos haciendo que resbale el disco y que, por tanto, se desgaste antes de tiempo. Si tratamos adecuadamente el embrague, podrá durar más de 300.000 kilómetros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.