Marcas de coches que desaparecieron y no lo sabías

Con la llegada de la década del 2000, despedimos a numerosos modelos del mercado del motor. Durante la reciente crisis, algunas marcas centenarias cesaron sus actividades. Además, recordamos una de las aventuras más transgresoras del sector

Pontiac

Fundada en 1926 y desaparecida en 2010, pertenecía a General Motors y vendía sus modelos en Estados Unidos, Canadá y México. Con sede en Detroit, Michigan, vendió casi sesenta modelos diferentes antes de que 21.000 trabajadores perdieran su puesto en base a “una estrategia para conseguir fondos”.

Hummer

La famosa marca de todoterreno, fundada en 1992 y que dijo adiós en 2010, también tenía su sede en Detroit, Michigan, y pertenecía a General Motors. Pese a su corta trayectoria, los H1, H2 y H3 se siguen llevando todas las miradas.

Rover

Fundado en 1904 y disuelto en 2005, MG Rover Group tenía su sede en Birmingham, Reino Unido. Fue comprado por BMW por 800 millones de euros más una deuda de 900 millones.

Chrysler

La mítica marca estadounidense con sede en Michigan se fundó en 1925. Con la llevada del siglo XX, fue desmembrándose hasta venderse por completo a Cerberus Capital Management en 2009.

Santana Motor

Un representante español en la lista, con sede en Linares, Jaén. Se creó en 1956 como Metalúrgica de Santa Ana y desapareció en 2011. Se centró en todoterrenos, destacando el Land Rover Santana, el Suzuki Jimny o varios IVECO.

Plymouth

Fundada en 1928, se especializó en vehículos de gama alta y alto precio. Pese a que fue disuelta en 2001, nunca produjo vehículos modernos.

Maybach

Fundada en 1909, se disolvió en 2013 cuando Daimler AG adquirió sus derechos, y ahora trabaja junto a Smart y Mercedes-Benz. Se especializó en vehículos de alta gama ejecutivos que competían con Bentley y Rolls-Royce.

Saab

Fundada en 1937, la empresa sueca entró en quiebra en 2011, aunque siguió abasteciendo de piezas al mercado hasta el 2013. Ahora, sigue produciendo en Suecia, en cantidades limitadas, su berlina 9-3 gasolina y 222 CV de potencia para el mercado asiático.

Playboy

Playboy se dedicó a producir vehículos de gama baja para «los señores de la casa». Sin llegar a las cien unidades, llevaban motores de 40 a 72 CV, suficiente para alcanzar los 120 km/h. Se declaró en bancarrota en 1949, a los tres años de comenzar su aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.