Reconstrucción detallada del accidente mortal de Anthoine Hubert

El piloto francés colisionó con el muro lateral tras evitar la salida de Giuliano Alesi, en la mítica Eau Rouge de Spa Francorchamps, recibiendo el impacto mortal de Juan Manuel Correa, al que, tras siete horas de intervención, han podido reconstruir las piernas

Muchos dicen que Eau Rouge es la curva más bella de todos los circuitos del mundo. Los pilotos aman y temen por partes iguales a este giro en cuesta y sin visibilidad, llamado así por las aguas de un río cercano con suelo arcilloso. Incluso el también fallecido Ayrton Senna aseguraba «hablar con Dios» cada vez que aguantaba la respiración en la curva belga.

Con el desarrollo de los monoplazas, ya son muchos los que toman la curva con el acelerador pisado a fondo. Uno de ellos fue Giuliano Alessi, que circulaba en novena posición tras Nick de Vries, Louis Delétaz, Jack Aitken, Sergio Sete Camara, Nobuharu Matushita, Luca Ghiotto, Nikita Mazepin, Mick Schumacher y Guanyu Zhou. Su GP2 perdió tracción y sufrió una salida de pista al final de Eau Rouge, impactando de forma leve contra el muro en la zona izquierda, sin escapatorias. Tras el choque, el monoplaza regresa a pista, siendo evitado por su perseguidor, Dorian Boccolacci, y por Jordan King, piloto que circulaba justo detrás de Anthoine Hubert.

El temible choque en forma de T, causa de la muerte

El piloto francés se encontró el monoplaza de su rival regresando a pista sin control, por lo que tuvo que realizar un giro brusco de volante. Perdió agarre al salir de Eau Rouge y se fue directo contra las protecciones de la derecha. Apenas un segundo después, el coche regresaba a pista en posición perpendicular al sentido de la marcha. Sean Gelael, que circulaba dos posiciones por detrás, consigue evitar el impacto. Juan Manuel Correa, piloto estadounidense ecuatoriano de 20 años, no corrió la misma suerte. Su monoplaza impactó de forma directa (choque en T) contra el lateral de Anthoine Hubert. A consecuencia de las graves heridas sufridas en el impacto, el piloto francés fallecía poco después en el propio hospital del circuito, ya que no se le pudo trasladar.

Juan Manuel Correa, estable dentro de la gravedad

El joven piloto de 20 años sufrió múltiples fracturas y desplazamientos en sus piernas, especialmente en tobillos, tibia y peroné. Chocó de forma directa contra el monoplaza de Hubert, perdiendo toda la parte delantera del vehículo y quedando sus extremidades a la vista (tal y como se ve en el minuto 2:20 del vídeo). Tras siete horas de intervención, los cirujanos pudieron reconstruir las piernas y salvarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.