Estos son algunos trucos caseros para limpiar tu coche a fondo

Si eres un apasionado de la limpieza de tu vehículo, aquí tienes algunos consejos efectivos para conseguir que tu coche tenga un aspecto renovado utilizando únicamente productos caseros.

La adquisición de un kit de detailing o detallado puede resultar costoso por la cantidad de productos específicos necesarios para realizar una limpieza exhaustiva del vehículo. A través de productos caseros lograremos obtener grandes resultados en muchos casos, y en este artículo te contaremos algunos de estos trucos para limpiar tu vehículo con productos cotidianos:

Limpiar los neumáticos con jabón de glicerina

Los neumáticos son el elemento que mantiene al coche en contacto con el suelo, por lo que están expuestos a ensuciarse continuamente. Para limpiarlos bastará con mezclar jabón de glicerina mezclado con agua y frotar con un cepillo; de este modo, se logrará un acabado brillante que dará un acabado final al coche excelente.

Renovar los plásticos con betún o con una pistola de calor

Los paragolpes de plástico que equipan algunos coches tienden a desgastarse con el tiempo, adquiriendo un tono grisáceo que le da al coche un aspecto descuidado. Para recuperar el tono negro original podremos servirnos de betún aplicado con una esponja en un par de capas. También resulta efectivo el uso de una pistola de calor, que “fundirá” la capa superficial desgastada recuperando así el color original. Este truco también será útil para otros elementos de plástico de algunos vehículos, como los retrovisores o las molduras exteriores.

Pulir los faros con pasta de dientes

Este quizás sea uno de los trucos caseros más conocidos. Los faros tienden a hacerse opacos con el tiempo, lo que puede provocar una peor iluminación e incluso problemas en la ITV. La alternativa al pulimento es el uso de pasta de dientes: bastará con aplicar el dentífrico sobre los faros, frotando en círculos con un trapo. Se trata de un proceso algo tedioso de realizar a mano, pero el resultado merece la pena.

Limpiar las llantas con espuma limpiahornos

Las llantas son otro de los elementos que más suciedad adherida suele tener por el ferodo que sueltan los frenos a medida que pasa el tiempo, y cuando éste se queda impregnado no bastará con un simple manguerazo para eliminar toda la suciedad. Un método muy efectivo es el uso de una espuma limpiahornos: bastará con aplicarlo y dejarlo actuar durante un par de minutos. En caso de que esto no elimine toda la suciedad, será de utilidad frotar la llanta una vez se ha aplicado la espuma limpiahornos. Unas llantas relucientes aportarán un toque renovado a tu coche.

Limpiar la tapicería con toallitas de bebé

La tapicería es otro de los elementos más propensos ante las manchas, especialmente cuando hay niños abordo. Su limpieza puede resultar un quebradero de cabeza, y será vital actuar lo antes posible una vez se haya manchado. Con el uso de toallitas de bebé lograremos quitar la mayoría de las manchas; pese a ello, habrá que tener en cuenta que cuanto más tiempo pase, más compleja resultará su limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.